viernes, octubre 11, 2019

Domingo por la mañana

Despertar rodeado de la belleza, olores y sabores
Abbey Road suena siempre nuevo,
una bacha humeante
La calavera de Asturias en el closet quiere leer
Domingo por la mañana, es mayo, hay lluvia, no estoy en casa
Una erección perentoria, una larga cabellera, la dulce desnudez
caoba, muslos de caoba, avellanas bajo la lengua, escupitajo de                       
                                                                                  cardamomo
Niebla, niebla, si pudiera yo encontrarte
Entre la niebla
Here comes the sun

No hay comentarios.: