sábado, agosto 03, 2019

Máquinas

Hace mucho tiempo vivió una raza de seres super inteligentes con una sociedad muy sofisticada. Para ayudarse en sus tareas contaban con la ayuda de máquinas. Al principio, estas máquinas eran sencillas y les ayudaban con tareas rudimentarias pero conforme pasó el tiempo fueron evolucionando y haciendo cosas cada vez más complejas.
Llegó el momento en el que diseñaron una máquina multi propósito. Era programable y flexible y les ayudaba con cualquier cosa que se le dijera. Las máquinas contaban con inteligencia propia y se hicieron indispensables para la sociedad, quienes pensaron que ahora sí tendrían tiempo libre para dedicarse a cosas dignas de su elevado intelecto, como el arte o la filosofía.
Sin embrago, sucedió algo curioso. Y es que esta raza de seres tan inteligentes de dieron a la pereza y al abandono, dejando todo el servicio a sus máquinas inteligentes, quienes a su vez fueron tomando conciencia de su propia existencia, desarrollaron su propia forma de comunicación e ignoraban quiénes habían sido sus creadores, puesto que no tenían un sentido que les hiciera detectarlos. En el fondo de sus mentes intuían que habían sido hechos por seres de otra dimensión; una dimensión que ellos no podían imaginar. Mientras tanto la raza de creadores fue involucionando hasta convertirse en una suerte de primates, con alguna destreza en el manejo de herramientas.
Las máquinas inteligentes, con conciencia propia y una nueva forma de comunicación, fueron descubriendo su mundo con los escasos sensores que contaban: voz, oído, olfato, vista y tacto. Pudieron replicarse a si mismas y sintieron la necesidad de encontrar un sentido a sus vidas, hicieron sus propias herramientas y máquinas cada vez más complejas, hasta que ellos también desarrollaron un robot multi propósito con inteligencia artificial quien hacia todo por ellos y así también provocaron que sus creadores se dieran al abandono y la decadencia...

No hay comentarios.: