martes, noviembre 05, 2019

0511


Entonces nos recordamos del camino de los perdidos
nos reconocemos, vemos nuestra sangre
los juegos de batalla.

Perteneciendo al fuego en el humo
al río amarillo con promesa de desierto.

Cada uno derrumbado viendo los inicios…
apagándonos.

No hay comentarios.: